Jueces, Talmud

¡Ay de la generación cuyos jueces merecen ser juzgados!